dimarts, 14 d’octubre de 2008

La tiranía en Atenas



Los tiranos atenienses del siglo VI a.C., Pisístrato y sus hijos, fueron tan prestigiosos como controvertidos. Bajo su gobierno Atenas conoció una época de esplendor que preludió el famoso siglo de Pericles.

Pese a la mala fama del régimen de la tiranía, la época de Pisístrato fue recordada, según palabras de Aristóteles, como la “era de Cronos” –la edad de oro de las tiranías atenienses– por ser la más célebre de todas. Pisístrato aprendió de los anteriores gobernantes de Atenas todo lo relativo al manejo de las facciones sociales y a las grandes tramas para escalar en el poder.

Su predecesor directo fue Solón, gran legislador que sin embargo no supo manejar las distintas facciones del Ática. Pisístrato sí supo hacerlo.

Tres eran las regiones más destacadas: la Paralia (la llanura costera desde Falerón a Sunio), Pedion (la gran llanura central del Ática) y el Diacra (el territorio nororiental) encabezadas respectivamente por Megacles, Licurgo y Pisístrato. Éste último era además pariente de Solón; juntos habrían construido una carrera militar exitosa contra la vecina Megara. A raíz de un atentado fingido, Pisístrato dio el empujón definitivo a su popularidad, muy ligada a su vez con la brutalidad de su guardia personal. Tras el golpe de Estado se instauró un período en el que se mantuvo la tensión con los otros dos rivales restantes, partidarios cada uno de intereses sociales opuestos. A pesar de que el poder de Pisístrato se asentaba en el pueblo y en su milicia, finalmente Licurgo y Megacles consiguieron su propósito y lograron expulsarlo en el 556 a.C. Sin embargo estos tampoco lograron un mayor entendimiento y Megacles terminó por unirse a Pisístrato y devolverle al poder.El incumplimiento de sus “obligaciones matrimoniales” con la hija de Megacles provocó una seria contienda que terminó por alejar por segunda vez al tirano de Atenas.

Pisístrato no se dio por vencido y de nuevo más tramó inteligentemente su vuelta, esta vez asegurándose una permanencia más sólida, amasando la fortuna necesaria para crear una gran tropa de aliados, mercenarios y partidarios de su retorno. Venció a sus opositores en Palene y entró en Atenas para permanecer allí hasta su muerte, ocurrida por causas naturales en el año 527 a.C.

Su gobierno destacó por el reconocimiento de los intereses de los campesinos, por la instauración de jueces de distrito, por donar parte de las tierras de los exiliados a los más necesitados, etc. Garantizó así un progreso económico estable emprendiendo multitud de proyectos en los ámbitos religiosos, urbanísticos y artísticos.


594 a.C

El legendario sabio y poeta Solón gobierna Atenas y dota a la ciudad de leyes.

561 a.C.

Primer gobierno tiránico de Pisístrato, político reformador pariente de Solón.

556 a.C.

El tirano es expulsado por primera vez del gobierno por la oposición de otras facciones.

549 a.C.

Después de ser llamado en 550 a.C, Pisístrato se enriquece para tomar Atenas al asalto.

539 a.C

Pisístrato se impone de nuevo en Atenas. Regirá la ciudad hasta su muerte, ocurrida en 527 a.C.

510 a.C.

Hipias, hijo de Pisístrato, es explusado del poder en Atenas. Su hermano Hiparco ya había muerto asesinado en 514 a.C.