dissabte, 26 de març de 2011

Michael Gazzaniga y la singularidad del ser humano. "No éramos únicos. Ahora lo somos"



Autor: Redes 20 Marzo 2011
Redes 88: “No éramos únicos. Ahora lo somos”. Fecha de emisión: 20/03/11.
Antes de aceptar que todos los seres vivos venimos del mismo antepasado común, el ser humano se creía único entre las criaturas del planeta, alentado sobre todo por la influencia de dogmas y religiones. Y hoy, cuando parecía ya acabada la época de creerse el centro del mundo, varios científicos, con nuevos datos sobre nuestro cerebro y sobre nuestro comportamiento aseguran que los humanos son definitivamente especiales y únicos.
Michael Gazzaniga, abanderado de estas ideas, nos hace un recorrido en este programa de Redes por las diferencias más llamativas con el resto de animales.
Descarga la transcripción de la entrevista.
Para ampliar:
Título: ¿Qué nos hace humanos?
Autor: Michael Gazzaniga
Idioma: Castellano
Editorial: Paidós Ibérica
Publicación: Barcelona, 2010
Número de páginas: 480
Encuadernación: tapa dura
ISBN: 978-84-493-2407-9
Precio: 27,00 €
En esta obra, Gazzaniga nos ayuda a comprender la condición humana a partir del estudio de la naturaleza biológica, psicológica y altamente social de nuestra especie. El autor nos explica los fundamentos de la vida humana, de la especificidad de nuestro cerebro y cómo, a lo largo de la evolución, los circuitos cerebrales han configurado el lenguaje, la memoria, las emociones y la percepción, todo lo cual nos ha convertido en seres sociales, capaces de decidir sobre nuestra conducta y sobre nuestras interacciones con los demás.
Esta obra pone al alcance del lector, desde un punto de vista científico, los elementos que constituyen nuestra condición humana.

20 Respuestas to “Redes 88: No éramos únicos. Ahora lo somos”
  1. Mark Roberts:
    Me da la impresión de que Punset asimila el concepto de capacidad de abstracción a la capacidad de repuesta ante situaciones mentales que están presentes en otras especies. No es esto a lo que me refiero. Hace poco he escrito un correo a Josep Call, contándole mis reflexiones. Me gustaría que se crease un debate en torno a este tema, ya que me parece muy interesante.
  2. Fabián Brandán:
    El hombre es el único animal con capacidad de sentirse único, ese poder se lo otorga la evolución como el crecimiento descontrolado a una plaga, una ventaja que ayuda a no sentir culpa ante los demás seres no evolucionados.
  3. Hernan Pasquotto:
    Eduard, jo soc Argenti, he viscut a Catalunya molt de temps, soc mig Catala, per part de mare i te admiro moltissim..ara que he tornat a Buenos Aires, et miro per internet. Has sigut una llum per mi, moltes vegades..i com jo soc de ciencia a ple, he de dir: ERES LA LECHE TIO! (amb tot respet).
  4. Ignacio Bermejo Martinez:
    Es impresionante el futuro que nos espera, en el que el hombre ya no sólo evolucionará en sí mimo, sino sumando elementos externos que nos ayudarán a ser más perfectos.
  5. Jesus Doya:
    Siempre hemos sido unicos. Lo que ahora nos hemos dado cuenta.
  6. Luislo:
    A mí me sigue pareciendo que la diferencia entre ser humano y animal, sigue siendo el grado.
  7. Javli:
    Interesante reflexion Fabián, pues incluso tengo la sensacion de que buscamos hasta sentirnos unicos y especiales entre los nuestros. Tanto individualmente, como dentro de la pertencia a un grupo/etnia/tribu.
  8. reg:
    Bueno esto es algo más, Por qué hay que esperar a que la ciencia dé el visto bueno?. Solo son hipótesis que hoy funcionan pero mañana no. No existe la evolución psicológica. Yo sigo viendo lo mismo que a lo largo de toda la historia. Pasado-presente-futuro. Todo está aquí. Somos el mundo, tan difícil es de comprender?
    La duda forma parte del crecimiento por ello investiguemos todos.
    Acumulación de conocimiento no es igual a sabiduría… El conocimiento que nace de la experiencia es limitado.
    La experiencia es siempre limitada pero esa experiencia a menudo la inflamos y hacemos de ella algo fantástico. Somos conscientes de que nuestros hijos son más inteligentes que nosotros? Sin embargo seguimos instruyéndolos con el pasado. De que vale decir llevo 30 años enseñando si seguimos repitiendo, mismas técnicas, mismos instrumentos que miden, mismas reglas, etc.
    Es necesario hablar de los pensamientos que son los que nos mueven y nos limitan. En definitiva renovarse, y esto implica a todos. Otro punto importante es que tratamos de dividir la psique: violencia – no violencia y eso es imposible. Comprender que es la violencia lleva a disolver la violencia. Esto es lo que hay que transmitir al ser humano para que por si solo comprenda que es único ya que por si solo llega a lo que un día perdió. Lo que descubrimos, es añadido y por lo tanto limitado, con esto lo que hacemos es mantenernos al día. Lo que hay que tener en cuenta para avanzar es que todos somos uno porque todos tenemos las mismas emociones básicas, lo demás, las habilidades, es superficial. El ego hace mucho daño. Si estamos limitados psicológicamente entonces todo lo demás que hemos creado con la tecnología, que es impresionante, se convierte en peligroso para nuestra especie humana. En definitiva, la consciencia es compartida por todos los seres humanos. Estamos condicionados desde la niñez ( mi casa, mi juguete, mi familia, mi…), esto nos separa. La prueba, venimos sufriendo mucho, mucho a lo largo de la historia y seguimos pese a todas estas cosas que nos cuentan los científicos. Por qué siguen las guerras, las catástrofes? Una vez más la división en todas sus facetas es un punto importante. De nada vale ir más allá si la historia se sigue repitiendo. Todo eso es tiempo, psicológico y por lo tanto destrucción. Podemos comprender esto para cambiar el rumbo e ir hacia lo desconocido? Cambiemos nuestro patrón de pensamiento y por lógica todo cambia. Todo instrumento que el hombre ha inventado ha sido puesto al servicio de la destrucción. Miremos!!! Le preocupa a alguien el futuro de la humanidad? Gracias por este reportaje que me invita a expresarme.
  9. ana:
    Cada carácter es totalmente único e irrepetible, e incluso el de l@s gemel@s monocigóticos, que comparten el 100% del ADN…
  10. ana:
    Gracias por todo, EDUARDO, le veneramooooooooooooos…
  11. zas:
    jajaja zas en toda la boca para unos cuantos.
  12. Juan Jose Moreno:
    Es la primera vez, en años, que Punset entrevista a un “científico” de este tipo. Lo veo más próximo al “diseño inteligente” y a toda la paarafernalia de la extrema derecha norteamericana. Como demonios este “cientifico” comparar a un primate actual con un civilizado hombre actual. No comparó un hombre de hace dos millones de años con un chimpancé actual….
  13. Sergio:
    No tengo muchos conocimientos para hablar con propiedad, pero me gustan mucho estos temas y creo que cada animal es unico. Evidente es que nuestras diferencias son notables sobre todo la capacidad de simbolización y conexiones neuronales, pero no dejan de ser eso, diferencias. Todas las especies tienen algo que las hace unicas y diferentes. No deja de ser una opinión como ya digo no tengo muchos conocimientos para hablar con propiedad.
    Saludos!
  14. Moisés A. S. Jurado:
    Evidentemente, las diferencias cuantitativas conllevan diferencias cualitativas, así como especializaciones que acaban mermando sistemas ineficientes para estas, y por supuesto todos los animales, somos únicos y diferentes.
    En el hombre, la diferencia irracional esotérica, fruto de la sugestión, es supina, ¡pero la ignorancia ayuda a la felicidad!
  15. frank:
    Tengo caballos y otros animales de hace muchos años y puedo decir que son tan diferentes entre si como nosostros osea no somos tan especiales.
  16. Luis Tovar:
    Un vídeo muy interesante. Y también un buen ejemplo, a mi modo de ver, de como los prejuicios antropocentristas dominan a muchos científicos, y seres humanos en general.
    Algunos de los argumentos tengo que reconoces que son francamente divertidos. Por ejemplo, al igual que los chimpaces yo tampoco podré nunca pilotar un avión ni “disfrutar” de un (soporífero) partido de béisbol. ¿Pero se supone que eso es un argumento serio para establecer alguna diferencia radical entre el ser humano y otros animales? Entonces debe de haber una diferencia radical entre yo mismo y otros humanos. Luego debo ser especial y único.
    Entre individuos humanos somos muy diferentes. Se podría perfectamente decir que cada uno de nosotros es un individuo único y singular.
    El señor Gazzaniga dice que el ser humano es el único animal que tiene la capacidad de descubrir el estado de ánimo de otros individuos. Pero justo a continuación dice que algunos chimpancés que pueden hacer algo parecido, sólo de que en “muy bajo nivel”. O sea que tienen la misma capacidad pero de forma más básica. Se contradice a sí mismo.
    Parece que se olvida de que hay un porcentaje de seres humanos que carecen por completo de empatía por otros. Como ocurre con los psicópatas.
    Además, existen evidencias de empatía entre animales no humanos. En Redes dedicaron un programa concreto sobre ese tema:
    El argumento del arte resulta también bastante inconsistente.
    El arte se puede reducir a su fundamento básico que no es otra cosa que el juego. Si por arte entendemos la representación de una ficción entonces estamos hablando del juego. Y se ha demostrado que otros animales juegan también.
    Y juegan precisamente por el mismo motivo que Gazzaniga afirma que nosotros realizamos arte, es decir, para mejorar nuestra forma de enfrentarnos al mundo.
    Si por arte entendemos el goce de los sentidos por la belleza también se ha demostrado que otros animales sienten placer al ver determinadas formas y colores.
    Hasta ahora vemos que ha resultado francamente difícil, por no decir imposible, encontrar alguna característica única en el ser humano. Algo que dependa de la cualidad, no de la cantidad, que lo diferencia del resto de animales. Ahora bien, sí podemos en cambio encontrar características que otros animales poseen de manera única y que no se encuentran en el ser humano. Por ejemplo, los murciélagos tienen la capacidad de orientarse por medio de ultrasonidos. Nosotros carecemos por completo de dicha capacidad natural.
    Así que resulta que el ser humano no es especial. Y si supuestamente es único, no lo es menos que otros animales que también poseen capacidades singulares, que nosotros no tenemos. En todo caso, son los individuos quienes existen como entes reales, y quienes serían únicos.
    Seguramente lo que es verdaderamente único en el ser humano es su pretensión de diferenciarse de otros animales. El señor Gaganizza quiere creer que el ser humano es único y “especial”, y no le importa saber si eso es realmente cierto, puesto que esa creencia – al igual que ocurre con el pensamiento religioso – resulta gratificante y satisfactoria por sí misma independientemente de su veracidad.
  17. Alejandro:
    Sabemos que el ser humano “homo-sapiens” ha evolucionado y es el producto de la selección natural, al igual que muchas especies; tenemos la capacidad de razonar e indagar cuestiones que otras especies todavía no la tienen.
    Vivimos en un punto de la evolución que dadas las ciercunstancias hacen que creamos que somos únicos, pero no olvidemos que esa misma conclusión nos pasa factura al momento de evaluar si hemos aportado algo a la naturaleza de beneficioso.
    Debemos tener presente que cada especie tiene su parte de unicidad, dependiendo de las cualidades que se evalúen.
  18. Mario Luna:
    Al final no me ha quedado del todo claro el argumento decisivo para afirmar que la diferencia entre nuestra especie y la del resto de los animales no es sólo de grado. Me ha dado un poco la impresión de “quiero y no puedo”.
    Al final del programa, me ha sorprendido gratamente que Punset sacara el tema de los cyborgs, la ley de Moore, la singularidad, etc. Creo que sería genial que en próximos programas se abordase el fenómeno del súper ordenador “Watson” de IBM y cómo afecta éste a las predicciones de Ray Kurzweil y otros “predicadores” de la Singularidad Tecnológica. Gazzaniga se ha quedado muy tranquilo afirmando que no espera grandes cambios en nuestra especie para los próximos 50 años, pero lo ha hecho sin abordar los argumentos ofrecidos por los singularianos.
    En cualquier caso, felicidades una vez más a Punset y su equipo por la excelente labor que llevan a cabo.
  19. josé manuel gallego:
    Pues yo, que me inclino más por el excepcionalismo, o más exactamente, me inclino a pensar que según desde qué ciencia o saber se contemple al ser humano, somos excepcionales o no, creo que Gazzaniga no da argumentos suficientes y deja en mal lugar a quienes defendemos la para mi evidente excepcionalidad humana.
    En cuanto a lo de los 150 amigos, deberían haber citado a Dunbar, creo yo, y no creo que esa sea razón que rompa la escala de grados, pues los chimpances tienen 50.
    Creo que para un biólogo, no somos más que animales o seres vivos; para un antropólogo, somos su único objeto de estudio; para un historiador de la literatura, pues dudo de que haya Historia de la Literatura de las abejas; para un físico, pues somos polvo de estrellas.
    Y puestos a dejarlo todo en “grados”, por qué no pensar que las plantas son animales sin piernas, los procariotas son casi como eucariotas, o por qué no pensar que los pájaros hacen música sinfónica, o que las abejas saben geometría, etc.
    Por cierto, si se considera que los excepcionalistas somos antropocentristas, ergo, creacionistas, ergo, de extrema derecha, ergo fanáticos religiosos, yo me apresuro a llamar a los que se oponen a mi opinión de veganistas, y espero no verlos comer un filete de carne delante de mí.
    Por otro lado, Punset, como siempre, estupendo.
    saludos
  20. josé manuel gallego:
    Y una cosa más. Ahora que lo pienso, los gradualistas, que creen que tal conducta humana es un grado más alto en cuanto a sofisticación y perfeccionamiento respecto de otras conductas raciomorfas, podría equivaler a pensar que realmente tal cualidad es más perfecta, y cabria inferir que existe un “telos” en la evolución- vista como Scala Naturae-, más allá de la adaptativa, mientras que los excepcionalistas, o algunos, defendemos la monstruosidad del ser humano, y que su conducta no asegura su supervivencia en general ni lo contrario.
    Es esa monstruosidad cerebral la que hace que seamos excepcionales cualitativamente. Y esa diferencia va más allá de la que existe entre especies, precisamente porque todo esto son discusiones que afectan a la razón y al entendimiento, y ambos, razón, entedimiento, etc, insisten en contemplarse como las cualidades que marcan la más importante de las diferencias- no el correr más rápido o volar más alto. Es una de las múltiples rupturas que hace el ser humano para comprender el mundo. No podemos dejar de ser la medida de todas las cosas.