dilluns, 30 de novembre de 2009

Localizan un nuevo Stonehenge cerca del original

Ampliar fotoVista de Stonehenge durante la puesta de sol. Miles de personas peregrinan al monumento prehistórico para ver el atardecer durante el solsticio de verano.Vista de Stonehenge durante la puesta de sol. Miles de personas peregrinan al monumento prehistórico para ver el atardecer durante el solsticio de verano.REUTERS/Stephen Hird
  • El círculo de piedras está a poco más de un kilómetro del famoso monumento
  • Tiene unos 10 metros de diámetro y estaba formado por piedras azules ya desaparecidas
  • Ha sido bautizado como Bluenge y se piensa que podría formar parte de una ruta procesional
RTVE.es  07.10.2009Arqueólogos de la Universidad de Sheffield han descubierto lo que podría ser un segundo Stonhenge a poco más de un kilómetro de distancia del famoso monumento prehistórico localizado al sureste de Londres, según informa el diario The Guardian.

El nuevo círculo de piedras ha sido bautizado como Bluenge, por el color azul de las 27 piedras galesas que ocuparon ese lugar  hace unos 5.000 años. Aunque ya no se mantienen, como los menhires de Stonhenge, han dejado una marca circular de su ubicación original.

Las excavaciones indican que el círculo de piedras medía unos 10 metros de diámetro y estaba rodeado por una zanja. Las piedras, que no estan en su lugar desde hace años, fueron traidas de las montañas galesas situadas a 150 kilómetros de distancia.

La construcción podría ser parte de una ruta procesional construida a finales de la Edad de Piedra. Según el investigador Mike Parker Pearson, de la Universidad de Sheffield, los dos sitios estarían vinculados con rituales de la vida y la muerte.

Pearsons ha declarado en el diario The Guardian que la "gran pregunta es cuándo estas piedras fueron eregidas y cuándo retiradas" para saber con certeza cuál sería la unión entre los dos monumentos prehistóricos.

El investigador añade que en el pasado "se especuló con que debía existir algo al final de la avenida junto al río, pero no estabamos preparados para descubrir otro círculo de piedras completo".

Pearsons afirma que creen "haber encontrado pruebas irrefutables de que el río era muy importante para la gente que iba a Stonenhenge, un conducto entre los vivos y los muertos".

Son muchas las teorías que han rodeado al santurario de piedra prehistórico, incluyendo las que señalan que tenía propiedades curativas o que era un observatorio astronómico gigante.