dilluns, 26 de maig de 2008

La reforma religiosa de Amenofis IV (actividad)

UTILIZACIÓN DE FUENTES PRIMARIAS Y SECUNDARIAS

A parir de los textos siguientes, describe en qué consistió la reforma religiosa de Amenofis IV y señala sus posibles causas y sus consecuencias.

A.

Hacia 1380 a. C., las victorias de los faraones así como la expansión imperialista de Egipto, habían aumentado el prestigio y las donaciones a Amón, el dios dinástico venerado en Tebas, con lo que su clero alcanzó no sólo enormes riquezas sino un gran poder político.

Gómez-Tabanera: Manual de Historia Antigua, 1980

B.

En 1371 a. C., el faraón egipcio Amenofis IV hace del culto al Sol, es decir a Atón, la religión oficial del estado, y traslada la residencia real de Tebas a El Amarna. Amenofis III, su padre, ya concedió especial importancia a Atón. Los diferentes mitos egipcios sobre la creación del mundo enseñan que Ra, el dios Sol, existe de diferentes formas y una es Atón y definido como cuerpo de Ra. Con la subida al trono de Amenofis IV, la monarquía favorece más aún la adoración de Atón, ahora como único y exclusivo dios -monoteísmo-. El rey sustituye su nombre por el de Akenatón (el que agrada a Atón) y ordena la liquidación del culto a Amón y la disolución de todas las instituciones eclesiásticas correspondientes. En todo el territorio imperial se destruyen las representaciones de Amón.

Crónica del humanidad, Plaza & Janés, 1984 (ed. inglesa)

C.

Akenatón no adoraba a su dios como los sacerdotes de Amón adoraban al suyo. Estos le rendían culto en un santuario y en lo más profundo de los templos, donde la luz del sol no podía penetrar; Akenatón en cambio, sacrificaba sobre un altar al aire libre al sol mismo que simbolizaba a su dios. Akenatón nunca madó hacer la menor estatua ni la más sencilla pintura que representara al dios solar. Atón se simbolizó solamente por el disco solar, cuyos rayos de vida abarcaban a todos como una mano extendida.

Carl Grimberg, Historia Universal, 1967

D.

Ahora, cuando su Majestad ha aparecido como rey, los templos de los dioses desde Elefantina hasta las marismas del Delta han quedado reducidos a nada. Los santuarios han quedado desolados, se ha transformado en colinas cubiertas de maleza. Sus templos están ahora como si no hubieran existido nunca. Sus vestíbulos son un sendero. La tierra está alterada de arriba abajo y los dioses han vuelto sus espaldas al país ...

Palabras dirigidas al sucesor de Akenatón (1337 a . C.)

E.

Tutankhatón, sucedió a Akenatón tras el breve reinado de una pariente, y pronto sustituyó este nombre por el de Tutankamon. A continuación, abandonó El Amarna y reinstauró el culto a Amón. Todo parece indicar que la salida de El Amarna se realizó apresuradamente. La espléndida ciudad de Atón quedó vacía, sus palacios cayeron en ruinas y el viento del desierto los cubrió de arena.

Carl Grimberg, Historia Universal, 1967

F.


Instaló sacerdotes y profetas escogidos entre los hijos de los nobles de sus ciudades y entre los hijos de gente ilustre... Todos los bienes de los templos fueron duplicados, triplicados, cuadruplicados con regalos en oro, plata, laiplászuli y turuqesas... El servicio de santuarios se sostuvo con cargo a palacio y a expensas del Señor de las Dos Tierras...

Texto propiciatorio sobre Tutankamon (1331 a. C.)